El Museo Provincial General Ignacio Agramonte en Camagüey
Foto: Nestor Mora

Tanto los cubanos como viajeros experimentados conocen a Camagüey como un tesoro de la historia y arquitectura de la era colonial. Ubicada cerca del centro de la isla, en el interior y al este de la Habana, Camagüey fue una de las siete villas originalmente fundadas por los colonizadores españoles. La historia tradicional cuenta que debido a que Camaguey era frecuentemente asediada por piratas y otros asaltantes,  sus calles fueron distribuidas de manera que lograra en ellos confusión y desorientación. Eso es perfectamente posible: la sección más antigua de Camagüey es frecuentemente comparada a las medinas de Marruecos, con calles estrechas y laberínticas y callejones que conducen a un gran número de plazas pequeñas. Su distribución es diferente a otras ciudades de Cuba, y ostenta el título de Patrimonio Mundial de la UNESCO.

El centro histórico de Camagüey
Foto: Nestor Mora

En términos culturales, Camaguey es quizás más conocida por su compañías de danza, Ballet Folklórico de Camagúey y Ballet Contemporáneo Endedans, de gran renombre internacional. Ballet Contemporáneo cuenta con el coreógrafo cubano americano Pedro Ruiz como su director artístico adjunto.

Menos se conoce que el museo más grande de la ciudad, el Museo Provincial General Ignacio Agramonte, es sede de una de las colecciones más amplias del arte cubano fuera de la Habana, con cerca de 1000 obras.

“Esta colección es la segunda más grande del país” comenta Frank Milton Flores Albor, conservador del departamento de patrimonio histórico de Camagüey. “Cuenta la historia del arte cubano, como lo muestra en obras que datan de la era colonial hasta el presente. “

Una de las pinturas más conocidas en la colección es también una de sus primeras: Los benefactores de nuestra señora de la Caridad del Cobre, pintada en 1803 por el artista conocido como “Tati”. Identificado como un esclavo de la casa de Betancourt Agüero, Tati es un artista reconocido de esta era, con otras pinturas también realizadas por él.

Los Benefactores de nuestra señora de la Caridad del Cobre, pintado por el artista Tati en 1803.
Cortesía de Galería Cubarte

La pintura muestra a los patrones de Tati, Don Antonio de Betancourt Hidalgo Cisneros y su esposa, Doña Josefa de Agüero Bringas. Doña Josefa era la nieta de los patrones, quienes en 1734, construyeron la Ermita de la Caridaduna pequeña iglesia en Camaguey (que aún permanece) dedicada a la Virgen de la Caridad del Cobre

Como patrones, Doña Josefa y su esposo realizaron importantes contribuciones a la Ermita de la Caridad. Arte religioso y retrato, la pintura confirma su patrocinio de la iglesia y sus derechos de elegir su capellán. También muestra a su hijo,  Diego Alonso Betancourt, quien fue sacerdote de la Ermita.

La Ermita de la Caridad en Camagüey.
Foto: Nestor Mora

Arte moderno y contemporáneo son un aspecto significativo dentro de la colección, que incluye a muchos artistas del siglo XX: Wifredo Lam, Amelia Peláez, René Portocarrero, y  Raúl Martínez. Entre las obras de Portocarrero, el museo exhibe un gran lienzo de su serie Flora, mientras otro artista de la vanguardia: Victor Manuel, está representado por la obra Muchachas. Las galerías también presentan obras de Mariano Rodríguez, Carlos Enríquez, Eduardo Abela, y Servando Cabrera Moreno.

Las obras en las galerías del museo incluyen lienzos por Amelia Peláez, René Portocarrero, y otros artistas.
Foto: Nestor Mora

El museo se regocija en presentar arte de camagüeyanos nativos, incluyendo obras de Fidelio Ponce de León, quizás el pintor más famoso de la región. “El pasado octubre, acogimos una gran muestra en honor al 120 aniversario del nacimiento de Ponce,” dice Flores Albor. Esta muestra incluyó obras del Museo Nacional de Bellas Artes de la Habana.

También el museo presenta arte de un camagüeyano contemporáneo: Roberto Fabelo. Otros artistas actuales en la colección son Los Carpinteros, Yoel Jover, y Pedro Pablo Oliva.

El segundo de la izquierda es una obra de Roberto Fabelo; a la derecha, un lienzo de Pedro Pablo Oliva.
Foto: Nestor Mora
Una selección de obras por Servando Cabrera Moreno.
Foto: Nestor Mora

Como un museo regional enciclopédico, la colección del Museo Provincial va más allá del arte. Existe una sección interesante de historia natural y arqueología, y una gran selección de arte decorativo, incluyendo muebles, esculturas, porcelana y cristalería de las eras coloniales y republicanas.

Una vista de la sección del museo para las artes decorativas.
Cortesía de YouTube

Situado en un cuartel de caballería de la era colonial que fue convertido en hotel, el museo fue inaugurado en 1955. (Los cañones españoles de 1800 aún se encuentran en el terreno). Sin embargo, los que visitan la ciudad “frecuentemente pierden la oportunidad de ver el museo,” dice Flores Albor “porque su ubicación al norte del distrito histórico está un poco alejada de los lugares turísticos.”

Una vista del parque alrededor el museo, con un cañon de la epoca colonial, y un tinajón para acumular la agua de lluvia.
Cortesía de cmg.jovenclub.cu

Sería bueno que los visitantes a Camagüey lo añadieran a sus recorridos.” No hay otro museo como este, ni en el centro ni al oriente de la isla.” En su opinión, el Museo Provincial General Ignacio Agramonte es “una pieza esencial de la historia del arte cubano, para todos los interesados.”

Aquí un video del recorrido por el museo, en español, producido por TV Camagüey en el 2011.