Yoán Capote, dibujo díptico de Open Mind (Mente abierta), 2014
Cortesía de Yoán Capote y Nuit Blanche

A principios a este otoño, escribimos sobre unos cinco artistas cubanos que participaron en Nuit Blanche, el evento artístico anual desde el anochecer hasta el amanecer en Toronto. Yoán Capote nos lleva a través del proceso creativo que encierra Open Mind, 2014, su instalación al aire libre en la Nuit Blanche.

Capote concibió su primera versión de Open Mind en el año 2005 como una maqueta. Y en dibujos como el de aquí, lo imaginó como un laberinto subterráneo.

Yoán Capote, Open Mind (Mente abierta), 2014
Cortesía de la Colección Farber y Nuit Blanche

Cuando se reunió con la curadora Magda González-Mora y los organizadores de Nuit Blanche, «me di cuenta de que tenía que encontrar otra solución con respecto al presupuesto disponible,» dijo. «Estábamos teniendo una reunión en el Ayuntamiento de Toronto, y allí vi a lo lejos, en medio de la Plaza Nathan Phillips, un montón de barricadas. La idea surgió de repente en mi cabeza, esa noche hice varios dibujos imaginándome como luciría. Tuve mucha suerte, Magda y el equipo en el Ayuntamiento aprobaron y apoyaron con entusiasmo esta nueva idea”.

Yoán Capote, estudio para Open Mind (Mente abierta), 2014
Cortesía de Yoán Capote y Nuit Blanche

En lugar de un laberinto subterráneo, esta versión de Open Mind fue construido con  barreras de control de masas –irónicamente- una vista común en los lugares más populares de Nuit Blanche. Para Capote, lo más sorprendente fue descubrir  que las barreras podían ser elevadas por encima de las cabezas de la multitud.

Vista aérea de Open Mind instalado en Nuit Blanche, Toronto
Cortesía de Yoán Capote y Nuit Blanche

«Prefería subvertir la idea del laberinto», dice Capote, «levantando todas las barricadas y deshaciendo su forma. De esta manera el público podría caminar aún más libremente en cualquier dirección a través de la escultura”.

Cortesía de Yoán Capote y Nuit Blanche
Cortesía de Yoán Capote y Nuit Blanche

«El simbolismo de cortar y plegar la forma recta original de esas barricadas se vio reforzado por el hecho de que yo estaba cambiando su uso primario: controlar multitudes.

Cortesía de Yoán Capote y Nuit Blanche

«Cuando decidí  levantarlas, estaba transformando cada barricada en una especie de puerta que podría invitar al público a entrar a la pieza.»

Cortesía de Yoán Capote y Nuit Blanche

«Todos estos objetos metálicos unidos en secuencia dibujaban una estructura arquitectónica transparente, y un cerebro al mismo tiempo», dice Capote.

«Durante el día, cuando vi y tomé fotos de la pieza desde arriba, me hizo pensar en cada barricada como todas las reglas, leyes, dogmas y tabúes que intentan controlar nuestro comportamiento.»

Cortesía de Yoán Capote y Nuit Blanche

Open Mind de Capote fue ubicada en Canoe Landing, un parque de 8 hectáreas en el centro de Toronto. «Me gustó la idea de transformar una obra de arte en un lugar de meditación permanente para el público «, dice Capote. «Durante el evento pusimos algunas colchonetas de yoga, invitando a la gente a pasar tiempo en el interior de la pieza. Mucha gente también se quedó allí, sólo de pie y hablando entre sí, olvidando que eran parte de una obra de arte”.

Cortesía de Yoán Capote y Nuit Blanche

«Fue fascinante para mí ver, desde la distancia, la multitud integrada en la instalación. Parecía como si estuvieran levantando las barricadas sobre sus cabezas-también una imagen muy potente”.

Open Mind permaneció abierta en Canoe Landing hasta el 13 de octubre.