Wifredo Lam, À la fin de la nuit, 1969
Cortesía de McMullen Museum of Art, Boston College

Este fin de semana, se inaugura en el Museo de Arte McMullen en el Boston College Wifredo Lam: Imaginando mundos nuevos, una exposición retrospectiva que presenta al artista cubano como una figura internacional en la historia del arte del siglo 20. El sitio Noticias de Arte Cubano conversó sobra la muestra con su curadora Elizabeth T. Goizueta y su enfoque en Lam y su obra.

Vamos a empezar con un poco de historia. ¿Cuándo fue la última vez que se presentó una retrospectiva de Lam en un museo de los Estados Unidos?

La última retrospectiva fue llamada Wifredo Lam en América del Norte, y fue organizada por Curtis Carter, el ex director del Haggerty Museum of Art en la Universidad de Marquette en Milwaukee. Eso fue en el 2007, y viajó durante dos años. Comenzó en el Haggerty y luego viajó al Museo de Arte de Miami, el Museo de Arte Latinoamericano en Long Beach, California, y luego al Museo Salvador Dalí en St. Petersburg, Florida, en el 2009.

Fue una exposición completa, maravillosa. Pero básicamente incluyó obras existentes en los Estados Unidos. Queríamos un enfoque diferente para nuestra exposición.

¿Cuál es el concepto que sustenta a Imaginando mundos nuevos?

Como consultora de la literatura, cultura e idioma españoles, me interesaba mostrar las conexiones que Lam tuvo con escritores, poetas y artistas a lo largo de su vida, comenzando específicamente con sus experiencias en España con los surrealistas españoles. Vivió en España de 1923 a 1938. Es un periodo que ha sido poco representado en los estudios sobre Lam. En la actual exposición, hemos dedicado una gran parte para examinar las obras surrealistas y relacionarlas con las obras más conocidas de épocas posteriores.

Wifredo Lam, Composición I, 1930
Cortesía de McMullen Museum of Art, Boston College

Nos acercamos a la obra con un enfoque mayormente cronológico y geográfico, comenzando por España. Después, estuvo por poco tiempo en Francia antes del estallido de la Segunda Guerra Mundial, y luego viajó de regreso a Cuba. Permaneció diez años en Cuba, y tenemos trabajos de ese periodo. Una vez terminada la Segunda Guerra Mundial, Lam regresa a Europa, y divide su tiempo principalmente entre Francia e Italia.

¿Cómo surgió la exposición? ¿Cuánto tiempo les ha tomado desarrollarla?

Sucedió mientras preparaba una exposición sobre el artista chileno Roberto Matta en el McMullen. Conocí sobre Matta cuando vivía en Chicago, cuando mi marido y yo enseñábamos en la Universidad de Loyola. Lam y Matta son mostrados a menudo juntos en museos internacionales. El Instituto de Arte y el Museo de Arte Contemporáneo de Chicago ambos tenían obras de Lam y Matta, así que estuve expuesta a muchas obras de Lam cuando investigaba a Matta. Luego, cuando llegué a la universidad de Boston, hace unos 15 años, propuse la exposición de Matta. Mientras trabajaba en la muestra, hablé de mi interés en Lam con la directora del Museo McMullen, Nancy Netzer, y ella me apoyó. En realidad han pasado diez años. Expuse a Matta en el 2004, ha pasado mucho tiempo.

¿Cómo se organiza la muestra? ¿Cuáles son algunos de los temas?

La muestra está organizada no sólo cronológicamente sino también geográficamente. Dentro de esos períodos geográficos, observamos y analizamos el desarrollo artístico de Lam. Por ejemplo, el primer período se encuentra en España, nos centramos en sus cuadros académicos, en cómo se identificó con la vanguardia. En Francia, hacemos énfasis en las influencias de Picasso y los surrealistas franceses.

Con el regreso a Cuba en 1941, analizamos la forma en que sintetiza sus fuentes de inspiración, desarrolla su propio léxico de la imaginería, y sintetiza las formas vegetales humanas, animales en su obra.

Dividimos en dos períodos sus diez años en Cuba, porque a mediados de ese tiempo, a finales de 1945, Lam viaja a Haití, donde lo atrapan las religiones sincréticas. Comienza a llevar eso a sus pinturas, y también mostramos esta etapa detalladamente. Luego, en la quinta sección se va a Europa, y analizamos cómo juega con la abstracción. Está expuesto a los expresionistas neoyorkinos y comienza a experimentar en esa área también.

Entonces nos fijamos en algunas de sus pinturas monumentales, y vemos cómo reincorpora la figura en un marco más abstracto. La última sección está muy relacionada con la primera sección: nos centramos en su colaboración con poetas. Tenemos numerosos portfolios e ilustraciones de libros en los que él colaboró ​​con algunos de los poetas más prominentes del siglo XX, tanto en Europa como América Latina.

Aparte de obras de arte de Lam, ¿la exposición incluye otros objetos?

De la colección personal de Lam, mostramos esculturas africanas y de Oceanía. Decidimos incluirlas porque estamos interesados ​​en mostrar las influencias en su trabajo. Vemos una gran influencia africana en su período anterior en Francia, y cuando regresó a Cuba en la década de 1940. Luego, en la década de 1950 comienza a coleccionar máscaras de Nueva Guinea. Vemos algunas de esas formas alargadas representadas en las pinturas monumentales de los años 1950 y 1960, al igual que la figura totémica. Creo que va a ser interesante para el espectador ver cómo utiliza estas esculturas reales que tenía en su colección, y conectarlas con sus pinturas.

¿De dónde provienen las obras de la exposición? ¿Hay alguna de la colección del McMullen? 

Ninguna de ellas provienen del McMullen. Como museo, apoyamos exposiciones temporales. Hemos limitado las participaciones permanentes, por lo que nuestras energías se centran más en la organización y producción de exposiciones. Hemos hecho eso para artistas como Matta, Edvard Munch, y Jackson Pollock. Ese es nuestro nicho como museo.

Así que tuve que salir y encontrar estas pinturas. Muchas de ellas provienen de los Estados Unidos, yo diría que principalmente de Miami, Nueva York, Chicago y Houston, donde se conoce mejor la obra de Lam. Además, hemos querido mostrar realmente la profundidad y amplitud de su obra, por lo que tenemos muchas piezas procedentes de Europa y América Latina.

¿Algunas de Cuba?

No, nosotros no tenemos piezas procedentes de Cuba. Viajamos a Cuba varias veces, las relaciones entre los dos países no nos permitían acometer ese proyecto en este momento. Visitamos el Museo Nacional de Bellas Artes en La Habana y nos reunimos en varias ocasiones con el curador de las colecciones de vanguardia cubana, Roberto Cobas Amate. Pudimos conversar con él y ver las obras en varias ocasiones. Incluso nos permitió entrar en el almacén, y ver las obras allí. De ahí surgió una relación maravillosa. Hemos invitado a Roberto Cobas Amate a escribir un ensayo para el catálogo en torno a aquellas piezas que se encuentran en los fondos del Museo Nacional.

¿Hay obras en la muestra con las que ustedes están muy complacidos?

Eso es como preguntarle a una madre orgullosa cual es su hijo preferido. [risas] Me pones en apuros al tener que mencionarte una o dos. Tuve prestamistas muy generosos, y me prestaron casi todo lo que quería. A excepción de La Jungla en el MoMA, y La Presencia Eterna del Museo RISD -ambos tenían problemas de conservación y no me pudieron mostrar las obras.

Wifredo Lam, Le Sombre Malembo, Dieu du carrefour, 1943
Cortesía de McMullen Museum of Art, Boston College

Pero estamos encantados de tener un par de piezas que no creo que se hayan visto en los Estados Unidos. Una de ellas es una pintura surrealista española de 1930, Composición I. Y hay un par de dibujos de campesinos españoles. Estamos muy contentos de revelar su creación de tipo académica y vanguardista en España y hacer la conexión con pinturas posteriores como Oya de 1944 y Le Sombre Malembo de 1943. Esa es una hermosa pieza, que incorpora el vocabulario nuevo que él estaba desarrollando a su regreso a Cuba.

Anamu (1942) es una de las primeras piezas que pinta a su regreso a Cuba. Y de 1945 tenemos a Au defaut du jour, una hermosa pintura con pocos colores. De su período final, estamos muy contentos de tener Composición Grande de 1960, una pintura monumental que incorpora formas sintetizadas de la figura, pero en un marco abstracto. Esta pintura muestra su desarrollo en toda su extensión.

Cuéntanos sobre el catálogo.

Tratamos de hacer un balance entre los historiadores del arte y el enfoque interdisciplinario. Entre los historiadores de arte están Claude Cernuschi, que está en la Facultad de Bellas Artes en la Universidad de Boston, y Roberto Cobas Amate de Cuba, curador de las colecciones vanguardistas cubanas en el Museo Nacional. También tenemos a Lowery Stokes Sims -ella y Roberto Cobas Amate son académicos preeminentes en Lam.

El profesor Cernuschi trabajó conmigo en la muestra de Matta, y tiene un nuevo enfoque: analiza el arte de Wifredo Lam en relación con el antropólogo francés Claude Lévi-Strauss y sus colegas. Escribí sobre el periodo español, y tenemos a Roberto Goizueta -mi marido y profesor en el departamento de teología. Analiza los temas relacionados con la religión y la Santería. Por tanto, el catálogo tiene muchos materiales nuevos, pero también está bien fundamentado en los estudiosos preeminentes de Lam. Estamos felices de tenerlos a todos.

¿La muestra viajará?

Sí. Va al High Museum of Art de Atlanta, de febrero a mayo de 2015.

¿Habrá otros lugares?

Tuvimos otras invitaciones pero llegaron un poco tarde y decidimos no aceptarlas. Una de las instituciones interesadas fue el Museo Kreeger en Washington, DC. Ahora están planeando una exposición sobre Lam para el 2016.

Va a ser un momento emocionante para Lam. Creo que el Pompidou (Paris) y el Tate (Londres) están planeando exposiciones para el próximo año también.

¿En el año 2015? Suena como que va a ser todo un año dedicado a Wifredo Lam. 

Creo que sí. Y estamos muy contentos de haber sido los precursores [risas], y haber seleccionado lo mejor.

¿Algo más que quiera decirnos?

Ayer, accedí a una entrevista para otra publicación, y querían saber por qué tardamos diez años para desarrollar esta exposición. Traté de explicar que de alguna manera Lam es una figura más compleja que Roberto Matta, estuvo influenciado por casi todos los movimientos estéticos, políticos y literarios importantes en el siglo XX. Estuvo involucrado en la Guerra Civil española. Nació en el año en que Cuba obtuvo su independencia de España, y se vio involucrado por la Revolución Cubana. Así que había mucho que investigar. Vivió en tantos lugares diferentes, y vivió tanto que fue muy difícil abarcar todas estas etapas. Pero sin duda valió la pena la espera.

Wifredo Lam: Imaginando mundos nuevos abre el sábado, 30 de agosto, en el Museo de Arte McMullen en el Boston College. Se llevará a cabo una recepción pública el domingo 31 de agosto, de 7 a 9:30 pm. La muestra estará abierta hasta el 14 de diciembre.