Visto de Pavel Acosta: Stolen from the Met en la Galería Zadok en Miami.
Cortesía de Zadok Gallery, Miami

El pasado 8 de marzo se inauguró en la Zadok Gallery del Wynwood Art District, en Miami, la exposición personal de Pavel Acosta Stolen From Met.  Paralelamente, la obra de este artista ha sido también incluida en la muestra local Romance, curada por Peter Menéndez y abierta en Under The Bridge y próximamente una pieza de Acosta podrá ser vista como parte de la esperada exposición Caribbean: Crossroads of the World, que abrirá sus puertas el 18 de abril en el PAMM museum, en el downtown.

La curaduría de Stolen from the Met es de Bernice Steinbaum, una de las personalidades más avisadas del arte en los Estados Unidos, mientras que las palabras al catálogo corren de la mano de Elvis Fuentes, Historiador del arte y conocedor del arte latinoamericano contemporáneo.

Stolen from the Met debe ser entendida como una instalación. Compuesta de seis obras que toman como punto de partida maestros de la historia del arte occidental (Diego Velázquez, El Greco, Jean Baptiste Greuze, Johannes Vermeer, Pablo Picasso y Vincent van Gogh), la exhibición tiene como antecedente inmediato Wallscape, la obra realizada por Pavel Acosta cuando fue invitado a participar en la Bienal del Museo del Barrio en 2013.

La técnica del collage con pintura seca ha obsesionado al artista desde hace años. En una suerte de arqueología urbana su serie Pintura robada, realizada en La Habana en 2008, extraía fragmentos de pintura de edificios resquebrajados y autos viejos que luego el artista convertía en materia prima para sus collages. Si bien en esta serie el interés estaba directamente asociado a la precariedad de recursos y  el mercado negro, también subsistía en ellas un marcado interés por la memoria y lo subrepticio que, sin duda alguna, es parte integral de la serie que ocupa al artista desde su llegada a los Estados Unidos.

Pavel Acosta, Untitled (After Velázquez), 2014, de la serie Stolen from the Met
Cortesía de Zadok Gallery, Miami

Stolen from… es una serie abierta con una relación directa con la historia del arte y nociones vitales asociadas a ésta tales como educación artística, original, aura, y enrarecimiento del espacio artístico, entre otras.

En una suerte de obsesión secreta y utilizando segmentos de pared, Pavel comienza el proceso de devastación del muro que debe ser entendido como escrutinio en la historia del arte y la cultura occidental. Con la pintura raspada, el artista recrea las obras que durante años observó a través de reproducciones en catálogos en un acto paciente de reificación y descubrimiento. El uso del blanco es vital en el acercamiento conceptual a esta serie lo mismo que la cuidadosa instalación de las piezas que, suspendidas del techo, dejan al desnudo toda estructura.

“Pavel tiene un  ojo enciclopédico -explica Bernice Steinbaum. “Èl tiene un conocimiento muy profundo de la Historia del arte, pero al mismo tiempo conoce muy bien el aspecto técnico –cómo la obra está hecha. Cuando miramos una pintura, vemos los colores. No podemos evitarlo. Pavel nos hace pensar en otras cosas. Nos hace repensar la obra de una manera de la que no éramos conscientes frente a la pintura original. La manera en que la pintura se mueve, los brochazos.”

Una vez realizadas las piezas, los fragmentos de muro suspendidos en el espacio coexisten en una relación dialógica esencial donde está implícita la alegoría al cubo blanco y la noción sacra asociada durante siglos al artefacto artístico. Al escrutinio inicial que parte del raspado le sigue la estructura desnuda, como si el artista estuviera interesado en dejarnos acceder más allá del mero espectáculo formal, ofreciéndonos acceso a las bambalinas como único modo  de garantizar una relectura efectiva de la historia del arte. Sobre el suelo, debajo de cada pieza, el código QR permite el acceso a través de un dispositivo móvil a la imagen digital de la pintura original en el website del Museo Metropolitano de New York.

Visto de Pavel Acosta: Stolen from the Met en la Galería Zadok en Miami.
Cortesía de Zadok Gallery, Miami

Al respecto, explica Bernice:

“La razón por la cual Pavel corta la pared es porque quiere que sepamos que él no está realmente copiando estas pinturas. Estos son las imágenes fantasmales de lo que queda después de que la pintura es quitada. Es por eso que la manera en que estas pinturas están instaladas es tan importante.”

Pavel Acosta, Untitled (After van Gogh), 2014, de la serie Stolen from the Met
Cortesía de Zadok Gallery, Miami

El título de la serie implica otros niveles de lectura esenciales también. Si de un lado, refiere al acto de apropiación que sustenta la serie, también implica un cuestionamiento acerca del enrarecimiento que significa el coleccionismo y el museo en tanto practica que, cuando menos, extirpa al artefacto de su contexto originario.

En la exposición próxima a inaugurarse el 18 de abril en el PAAM, Pavel Acosta presentará, La Jungla, una apropiación de la obra homónima de Wifredo Lam, parte de la serie en la que se encuentra presentemente trabajando el artista Stolen from MoMA.

Pavel Acosta: Stolen from the Met corre hasta 24 abril en Zadok Gallery, Miami.