Mente abierta2008
Cortesía The Farber Collection

A principios de este mes, el Cuba Project del Bildner Center for Western Hemisphere Studies (Proyecto Cuba del Centro Bildner de Estudios del Hemisferio Occidental) invitó al artista Yoan Capote (Pinar del Río, Cuba, 1977) a compartir su trabajo con una audiencia de académicos y estudiantes. Mauricio A. Font, director del Proyecto Cuba y del Centro Bildner, dió la bienvenida al grupo, y comentó que el Proyecto Cuba trabaja a menudo con otros programas e instituciones académicas, a fin de promover un diálogo más amplio. Uno de esos grupos es Amigos Americanos de la Fundación Ludwig de Cuba, cuyo presidente, Carole Rosenberg, propuso a Capote.

Rosenberg presentó a Yoan a la audiencia. Hace años, la Fundación Ludwig de La Habana seleccionó al artista -entonces un estudiante del ISA (Instituto Superior de Artes)- para participar en su programa para el desarrollo profesional de los jóvenes artistas cubanos. Este año, la fundación le encomendó a Capote crear cuatro esculturas, que estarán en exposición en el Long House Reserve del Long Island hasta el 12 de octubre.

Stress (monumental), 2010
Cortesía Yoan Capote

Yoan inició su exposición señalando que el desafío para los artistas cubanos es hacer frente a la realidad cubana, y al mismo tiempo hacer un arte que se pueda apreciar universalmente. A modo de ejemplo, citó su escultura Stress (2004), que muestra dentaduras en bronce, oprimidas por pesados ​​bloques de hormigón. El trabajo fue inspirado por la propia experiencia del artista de rechinar los dientes como resultado del estrés. En la escultura, cada fila de dientes soporta el peso de un bloque de hormigón de 500 libras, que para el artista representa las presiones sociales.

Racional, 2004
Cortesía Jack Shainman Gallery

Imágenes del cerebro se presentan en varias de las esculturas de Capote. Racional (con versiones en el 2004, 2006, 2007) “encarna la dicotomía entre el placer y el miedo, el pensamiento y el deseo, el instinto y la razón”. En Locura (2004), la silueta de una cabeza humana descansa sobre una base inestable -un cerebro boca abajo desprendido de la cabeza. En Mente abierta (2008), la imagen del cerebro se convierte en un laberinto, concebido como un espacio de meditación abierto a todos.

Migrant, 2010
Cortesía Jack Shainman Gallery

Otras obras hacen referencia a la experiencia de los inmigrantes. Para la versión original de Nostalgia (2004), el artista llenó la maleta que había traído de La Habana con ladrillos de Manhattan, con el fin de representar el conflicto de viajar a un nuevo país y las cargas que llevamos con nosotros. La obra original fue destruida, pero luego la fundió en bronce. En Migrant (2010-2013), dos árboles se transforman en largas piernas humanas, evocando el crecimiento que puede resultar del desarraigo. Para Tran/Sit (2002-2013), maletas usadas forman un banco, convirtiéndose en un “símbolo de los conflictos psicológicos de las personas que deben aprender a sobrevivir lejos de su patria”. (Se muestra en la exposición Long House este verano, junto con las versiones de Nostalgia y Migrantes). Otro trabajo en la presentación de Yoan, La Ausencia (Escuchando el Vacío) (2011), representa un armario con perchas vacías como una evocación conmovedora del vacío que se siente cuando seres queridos dejan sus hogares y tierras.

Paranoia, 2006
Cortesía The Farber Collection

Otras obras escultóricas implican un sutil comentario social. La rejilla de Paranoia (2006) se transforma en siluetas de rostros, producidos por sombras proyectadas en la pared. Como una ventana sin salida, este trabajo “nos da la sensación de desesperación… o la experiencia de que estamos presos dentro de nosotros mismos o que estamos aprisionados por los que nos rodean”. Para Maleable(2008), el artista tomó fotos de los actos políticos en Cuba y los adhirió a un cubo de Rubik, como comentario sobre la manipulación y desorientación social. Retrato de la Masa (2007-2008) consiste en un conjunto de bloques de piedra con una oreja tallada en cada uno. Los sujetos de estos “retratos” no tienen rostros ni voces, no pueden hablar, sólo pueden escuchar. De acuerdo con Yoan, Retrato de la Masa se inspiró en el libro La rebelión de las masas (1930) del filósofo español José Ortega y Gasset.

Retrato de la Masa, 2007-2008
Cortesía Jack Shainman Gallery

En el encuentro con el público, Capote señaló que esta era la primera vez que visitaba los EE.UU. y no había considerado emigrar. Cuando le preguntaron si esto se debía a las nuevas leyes cubanas de eliminar las restricciones de viaje para sus ciudadanos, él estuvo de acuerdo. Él está feliz de ser cubano y valora la educación que recibió allí. Desde el año 2000, dijo, Cuba se ha abierto más al mundo y los artistas de su generación son más conscientes de cómo adaptar su trabajo a otros contextos. Algunos están aprendiendo a moverse en el mercado internacional del arte, pero, añade, todavía hay una necesidad de más galerías en la isla.

A medida que su trabajo se ha desarrollado, Yoan ha reunido un equipo de 30 personas para ayudarle con sus proyectos. También está tratando de crear un taller de fundición en la Habana para la fabricación de esculturas. Explicó que trata de pasar por lo menos una hora al día concibiendo nuevas ideas para sus proyectos. Una de estas ideas sólo existe como un dibujo: Ida y Vuelta (La Habana)(2000), que muestra una serie de boyas en forma de equipaje que conectan La Habana y Florida.

Ida y Vuelta (la Habana),  2000
Cortesía Yoan Capote

El Bildner Center for Western Hemisphere Studies es un “foro interdisciplinario de académicos, políticos y líderes de la sociedad civil que trabajan en temas de actualidad en las Américas”. Está afiliado al Graduate Center de la City University de Nueva York (CUNY). El Proyecto Cuba es un “esfuerzo de colaboración para estudiar los cambios en la política, la economía, la cultura y la sociedad cubanas”, centrándose en la evolución de Cuba en el contexto internacional.