Foto de Pavel Acosta,, cortesía de Pavel Acosta y El Museo del Barrio

El artista cubano Pavel Acosta fue invitado a participar en la Bienal Here is Where We Jump, que abrió la semana pasada en El Museo del Barrio en Manhattan. Wallscape es una reproducción de una de las pinturas de la colección permanente del museo. Como parte del proyecto, Acosta quería reproducir cualquier trabajo que estuviera en la pared opuesta a la que se le asignó, la elección correspondía a los curadores de la Bienal. Eligieron Goat Song #5: Tumult on George Washington Avenue, un lienzo de 1988 por Manuel Macarulla. Wallscape es un collage hecho de las diferentes capas de pintura que Acosta encontró en la pared, la cual laboriosamente raspó hasta llegar al papel marrón del pladur.  

Manuel Macarulla, Goat Song #5: Tumult on George Washington Avenue, 1988
Foto de Pavel Acosta, cortesía de Pavel Acosta y El Museo del Barrio

Aquí está la descripción de Acosta del proyecto:

Wallscape tiene como antecedente la serie Pintura Robada, que comencé en La Habana, Cuba en el 2008. Por entonces, me interesaba trasladar a mi trabajo algunas estrategias que utilizan los cubanos para sobrevivir, a partir de una economía de mercado negro que se basa en el robo al Estado. Comencé a robar capas de pintura de diferentes superficies de la ciudad y a utilizarla como material en mis collages. Buscaba pintura ya envejecida, que se estuviese levantando de paredes, puertas, sillas, carros, etc. El resultado visual estaba relacionado con la estética de La Habana misma, que está muy deteriorada.

Una vez en los Estados Unidos, seguí trabajando con esta técnica, pero las piezas comenzaron a relacionarse con otros conceptos y contextos. Me interesa mucho la idea de reciclar en el arte, a la vez que también es importante para mí recodificar los materiales utilizados.

Pavel Acosta, Wallscape, 2013
Foto de Pavel Acosta, cortesía de Pavel Acosta y El Museo del Barrio

Cuando me invitaron a participar en la Bienal, tenía en mente reproducir la pieza que estuviese en la pared en frente a la que se me asignara. También sabía que utilizaría para ello la pintura vieja que encontrara en mi pared, pero no tenía idea exacta de como sería el resultado. El trabajo a reproducir resultó ser muy colorido, carnavalezco y barroco (Goat Song #5: Tumult on George Washington Avenue, 1988, de Manuel Macarulla), mientras las pinturas viejas de mi pared solo ofrecían diferentes tonos de blanco, creando así un gran contraste.

Detalle de Pavel Acosta, Wallscape, 2013
Foto de Pavel Acosta, cortesía de Pavel Acosta y El Museo del Barrio

Incluso cuando forma parte de la bienal de El Museo, Wallscape es una intervención en una de las salas de su colección permanente. Con esta pieza, me interesa reflexionar sobre del rol de las instituciones de arte hoy y su relación con el arte contemporáneo. Mi pared — una pared de exposición— deja de ser un elemento neutro que no interfiere física o estéticamente en lo que se exhibe, para volverse protagonista. Una vez intervenida, queda invalidada de su función para siempre y necesitará ser reemplazada por una pared nueva al terminar la muestra. Morirá como pared de museo para continuar viviendo como obra de arte.

Detalle de Pavel Acosta, Wallscape, 2013
Foto de Pavel Acosta, cortesía de Pavel Acosta y El Museo del Barrio

En este trabajo hay también cierta asociación con una aparición milagrosa o con el efecto que queda en los ojos cuando se cambia la vista desde un paisaje muy iluminado o colorido, a la oscuridad. Esa espero sea una conexión que el público pueda establecer luego de recorrer la sala y percatarse de la relación que tiene Wallscape con la pieza de la pared opuesta.

El Bienal de 2013, Here Is Where We Jump, corre en El Museo del Barrio hasta 4 enero, 2014.