José Bedia, Muerto Grande, 1995
Cortesía de Phillips

Este jueves, las subastas de arte latinoamericano comenzarán en Nueva York con la venta en Phillips a las 4 pm. La acción se traslada a Sotheby’s el próximo martes, y a Christie’s el miércoles en la noche, y continuarán en cada una de ellas al día siguiente.

El arte cubano está bien representado en las tres casas. Quizás en esta temporada haya menos «estrellas» y puede ser que pocas obras dupliquen o tripliquen sus altos estimados pre-venta, como sucedió en las ventas del otoño pasado, donde un lienzo de Tomás Sánchez estableció un nuevo récord para el artista en subasta.

Sin embargo, hay un buen número de obras cubanas en oferta, que abarcan desde lo moderno a lo contemporáneo. Muchas de ellas tienen excelentes estimados iniciales y la oferta podría ser interesante. Aquí está nuestra visión no científica de las ventas, y los lotes que consideramos más prometedores.

Amelia Peláez, Las hermanas, 1943
Cortesía de Phillips

Phillips ha hecho un esfuerzo para competir en el campo de la plástica cubana, y ha dado sus frutos esta primavera en una pequeña pero selectiva puja. La primera selección de la temporada es Lote 16, Las hermanas, un gouache sobre papel de 1943 de Amelia Peláez. Fue exhibida en la muestra Modern Cuban Painters (Pintores Modernos Cubanos1944), en el Museum of Modern Art de Nueva York, y tiene un precio estimado de $250,000–350,000.

Vicente Hernández, El deporte nacional, 2007
Cortesía de Phillips

Phillips también subasta una selección de interesantes obras contemporáneas y con un precio razonable. Entre ellas se encuentran Muerto Grande (1995) de José Bedia y El deporte nacional, un lienzo de Vicente Hernández realizado en el 2007.

Sotheby’s comienza la venta, con lo que consideramos los mejores lotes de Cuba. Lote 1, Mujer con gallo, un lienzo de 1941 por Mariano Rodríguez, tiene estimados pre-venta de $200,000–300,000; Lote 2, Mujeres en el balcón (c. 1945) de Víctor Manuel, tiene estimados de $125,000–175,000.

Tomás Sánchez, Paisaje nocturno, 1995
Cortesía de Christie’s

Los 232 lotes que van a ser subastados, incluyen dos pequeñas obras de Tomás Sánchez con atractivos precios, en comparación con la cifra récord de $626,500 que adquirió su obra Buscador de Paisajes (2005) en la venta de Christie’s el pasado mes de noviembre. El Lote 132, Paisaje nocturno de Sánchez, ha sido estimada en $15,000–20,000, Lote 133, Orilla, tiene estimados pre-venta de $30,000–40,000.

La venta de Christie’s, con 320 lotes, es la última de la temporada, pero también la más grande. Entre los más interesantes está el No. 15, Caballo alado (1953) de Carlos Enríquez, Lote 55, L’eau solide (1945), lienzo de Wifredo Lam, con valores pre-venta de $400,000–600,000, uno de los más altos esta temporada; y The Baby Carriage (1961) de Antonio Gattorno, estimado en $40,000–60,000. Los artistas contemporáneos cubanos están bien representados en la venta de Christie’s, programada para el jueves, 30 de mayo, con obras de Los Carpinteros, José Bedia, Servando Cabrera, Agustín Fernández y Enrique Martínez Celaya.