Como dice Bob Dylan, «los tiempos están cambiando». En Factoría Habana, una nueva exposición colectiva, con curaduría de Onedys Calvo, muestra a ocho artistas cubanos que meditan sobre los cambios físicos y psicológicos que ocurren en La Habana, y en otras ciudades en general. El dúo de Celia y Yunior, y otros artistas como Grethell Rasúa, Luis Gárciga, Marianela Orozco, Néstor Siré, Renier Quer, y Ricardo Miguel Hernández utilizan videos e instalaciones para reflejar cambios reales y simbólicos, no sólo a nivel arquitectónico, sino a nivel psicológico y social. Sus obras reflejan la directa relación entre el individuo y el contexto urbano, y viceversa.

El título completo de la serie es El ardid de los inocentes: Subversión de usos y Cambio de SignosExpectativas / Paradojas; Espacio Urbano ↔ Individuo. Como muestra esa compleja descripción, la paradoja es un subtexto de la serie. Las obras se pueden leer fácilmente a primera vista, sin embargo, también participan en la muestra las apariencias relativas a la inocencia o las consecuencias de actos que comenzaron siendo inocentes. El título también puede ser una vaga referencia a «El Día de los santos inocentes», que se celebra en América Latina y España o al día de los Tontos de Abril en los EE.UU.

A continuación, una breve descripción de las obras de la muestra.

Celia y Yunior, Colonias Epífitas, 2012

Celia y Yunior, Colonias epífitas, 2012  14 fotografías

La epífita es una planta que crece sobre otra planta, y que se alimenta de aire y agua en lugar de la planta que le sirve de soporte. El equipo de Celia González y Yunior Aguiar utiliza la epifita como una metáfora para explorar el otro uso arquitectónico de un conjunto de edificios. Las casas pertenecían originalmente a los «representantes del poder económico en Cuba”, como dice la declaración sobre la exposición. Desde entonces, han sido entregadas a instituciones estatales «que no han creado su propia tipología arquitectónica sino que han utilizado la existente». Como epífitas, estas instituciones se encuentran, en efecto, en antiguas edificaciones. Y, como las fotografías revelan, su estética está conformada sutilmente por la arquitectura que sus predecesores dejaron atrás.

Grethell Rasúa Fariñas, Cubiertas de Deseos, 2008-2013  Instalación, fotografía, video (2:13 min.)

El remiendo se ha convertido en una práctica habitual en Cuba, una manera de hacer frente a los objetos que deben pero no pueden ser reemplazados. Es una estética de lo inestable, una improvisación, una solución del momento. El proyecto de Rasúa se centra en los adornos decorativos que habitantes de la ciudad utilizan en sus hogares dada la imposibilidad de reparar o solucionar los problemas estructurales de los edificios. Rasúa muestra los intentos de los habitantes para crear una buena impresión: cubren los huecos, esconden los errores, ocultan la suciedad con el color, con lo que esté a mano. El resultado es una calidad visual especial, una imagen precaria que es en sí misma una metáfora.

Luis Gárciga Romay, Video installation, 2013

Luis Gárciga Romay  video instalación

Si fuéramos a tomar ventaja de la creciente ruralización de esta ciudad, y utilizáramos el modelo de finca abandonada como un paso intermedio, podríamos aspirar a vivir, en el 2019, en la séptima reserva de la biosfera del país, 2013.

Según Gárciga, el aspecto cada vez más rural de la ciudad parece tener su origen en las acciones de los habitantes que introducen elementos que modifican el espacio urbano, tanto físico como en su fisiología social. Esta obra recoge las impresiones y puntos de vista de los habitantes en seis aspectos que implican, directa o indirectamente, la presencia de una finca en la ciudad: El suelo / El agua / El linde / El camino / La plantación / La mano de obra.

Marianela Orozco, Hipnosis [Hypnosis], 2006

Marianela Orozco, Hipnosis, 2006  Video, 18:50 min.

En el video de Orozco, una mujer pasa la mayor parte del día en la ventana, mirando distraídamente a su alrededor. La artista se pone a sí misma en el lugar de la mujer y asume sus movimientos. El resultado son dos puntos de vista paralelos: hacia la mujer y desde su perspectiva, a la vez que ofrece una reflexión sobre el tiempo y el contexto.

Nestor Siré, Tótem, 2012

Nestor Siré, Tótem, 2012  Video, 4:49 min.

En su breve vídeo, Siré muestra la historia de la base de antena para móviles más costosa de Cuba. Originalmente concebida como un depósito para el abastecimiento de agua municipal, la estructura fue sometida a diversos usos hasta llegar a su actual propósito—que indica la naturaleza incierta de nuestro tiempo.

Renier Quer Figueredo, La siesta de las tilapias, 2013

Renier Quer Figueredo, La siesta de las tilapias, 2013  Dibujo, instalación

Algo muy curioso sucede en la jaula del oso, en el zoológico. Los osos casi nunca se ven para los visitantes. En cambio, los visitantes se detienen a contemplar las tilapias que habitan en estanques artificiales en el interior de la jaula de los osos, como parte del ecosistema artificial del zoológico. A partir de esta situación particular y paradójica, el artista construye una historia de ficción que reorganiza la realidad, creando una metáfora de las diversas expectativas existenciales.

Ricardo Miguel Hernández, De la serie Developer, 2012

Ricardo Miguel Hernández, de la serie Developer, 2012  Fotografía digital

El sustantivo «developer» se refiere a un compuesto químico que se utiliza para desarrollar imágenes en papel fotográfico. En esta serie, las gasolineras cubanas parecen estar atrapadas en el tiempo comparadas a la estética dominante de la década de 1980: la fotografía en color. Las imágenes conocidas de esa década se mantienen selladas en un velo cromático, que se creó por problemas en el revelado de la imagen o por la calidad del papel. Yuxtaponiendo dos elementos temporales, esta serie muestra sutilmente el aspecto visual del aparente desarrollo de la economía nacional.

Factoría Habana se ubica en la calle O’Reilly 308, entre Habana y Aguiar, en el municipio Habana Vieja. Concebido como un proyecto de recuperación urbana y artística, el centro es patrocinado por la Oficina del Historiador de La Habana y dirigido por la curadora Concha Fontenla. Los objetivos de Factoría Habana incluyen la promoción del arte cubano actual, así como el fomento de la interacción del arte contemporáneo con las nuevas tecnologías, la experimentación sonora y sensorial, el diseño industrial, el performance y el arte urbano.

El ardid de los Inocentes abrió el 10 de mayo y estará en exhibición hasta el 24 de agosto en Factoría Habana.