Angel, César, y Marcos

Tres—cuentan! El documental To Dance Like A Man (Bailar como un hombre ) (58 min., 2011, Reino Unido) nos presenta a tres trillizos idénticos de 11 años, vivos, elocuentes y talentosos, cuya ambición mutua es ser lo suficientemente bueno para unirse al Ballet Nacional de Cuba. Angel, César y Marcos están inscritos en la prestigiosa Escuela Nacional de Ballet de La Habana. Sus días están llenos de capacitación, clases de baile, ensayos y clases académicas mientras persiguen su sueño de convertirse en bailarines profesionales de ballet. Sus padres les proporcionan apoyo y aliento, ayudando a los niños a mantener sus horarios rigurosos y ayudando con ejercicios físicos.

Se le concedió a la cineasta Sylvie Collier acceso extraordinario a la Escuela Nacional de Ballet, y la cámara captó a los niños en su diaria rutina de la casa a la escuela a los ensayos, y en la representación pública de Pedro y el Lobo. También conocimos a algunos de los estudiantes de 17 años, de la Escuela Nacional de Ballet, incluyendo unos mellizos que esperan ser aceptados en el Ballet Nacional de Cuba, ya que nunca se han separado y no pueden imaginar no continuar trabajando juntos.

Cuba ha formado y fomentado las carreras de muchos destacados bailarines de ballet, varios de los cuales han llegado a alcanzar fama internacional. Los graduados de la Escuela Nacional de Ballet como José Manuel Carreño, quien ha actuado con el American Ballet Theatre en los EE.UU. y el Royal Ballet de Inglaterra, y Carlos Acosta, quien también se unió al Royal Ballet de Londres.

El documental muestra una visita sorpresa a los trillizos realizada por uno de sus ídolos, José Carreño, quien les anima a perseguir sus sueños. Señala la importancia de la disciplina y la determinación en la consecución de sus objetivos, rasgos que estos niños de 11 años tienen de sobra.

Cuban Art News conversó con la directora Sylvie Collier durante su visita a la isla y le preguntó acerca de sus antecedentes y su experiencia filmando en Cuba.

En primer lugar, cuéntanos un poco sobre ti y tu propia carrera.

Soy una cineasta profesional británica con sede en Sussex, Reino Unido. He hecho documentales sobre muchos temas para la mayoría de las cadenas de televisión más importantes en el Reino Unido, y hace un tiempo para WGBH (la estación de PBS en Boston) en los EE.UU. Soy independiente y en los últimos años me he especializado en la producción de películas sobre las artes.

¿Cómo surgió esta película?

Surgió como resultado de mi reciente documental realizado en Cuba: El Cangrejo, el cocodrilo y el Amor en Cuba (2009). Esta fue una película exitosa centrada en el artista cubano de renombre internacional y ceramista José Fuster, su comunidad de Jaimanitas en La Habana, y su proyecto audaz sobre arte público. El artista y sus vecinos transformaron la comunidad con exóticas, coloridas esculturas de mosaicos al estilo de Gaudí. La película se proyectó en el Festival de Cine de La Habana en Cuba. Electric Sky, del Reino Unido se encargó de su distribución y actualmente se está transmitiendo en el canal Sky Arts. Mientras la película estaba siendo exhibida en un festival en los EE.UU, el Centro de Estudios Cubanos se puso en contacto conmigo, y me hablaron sobre los trillizos. Por supuesto que estaba interesada, por tanto viajé a Cuba para reunirme con ellos y conversamos sobre la película.

Angel, César, y Marcos

¿Cómo fue conocer a los trillizos? ¿Cuán diferentes son sus personalidades? ¿Cómo te sentiste al tener tres niños idénticos delante de ti? 

Los tres niños son encantadores, vivos y en gran manera elocuentes. Casi nadie puede diferenciarlos, aunque al final de la filmación ya había llegado a conocerlos y algunas veces—no siempre—los identificaba correctamente. Los mismos chicos dicen tener personalidades diferentes: una más fuerte, otro más desinhibido, otro más alegre. Lo impresionante es su total apoyo el uno del otro, su deseo de ayudarse unos a otros a alcanzar sus metas. Pensé que eran emocionalmente maduros para su edad y quedé impresionada por su dedicación a la carrera elegida.

¿Cómo respondieron sus padres cuando les propusiste filmar a los chicos? ¿Hubo alguna dificultad en filmar en su casa?

 Ellos querían asegurarse que tratáramos a los niños con respeto. Cuando regresé a La Habana y les mostré mi trailer inicial, se quedaron encantados. La dificultad en la filmación tuvo que ver con los horarios: los trillizos están la mayor parte del tiempo en clases, entrenamientos, practicando, o haciendo la tarea. No les queda mucho tiempo para realizar actividades normales de la infancia.

¿Cómo respondió la Escuela Nacional de Ballet ante tu interés en filmar en la escuela? ¿Fue difícil conseguir los permisos necesarios?

Me reuní con la directora de la Escuela Nacional de Ballet, Dra. Ramona de Saá. Le comenté sobre mi interés, y le pedí permiso. Ella amablemente permitió el acceso completo a la escuela, y mi equipo y yo recorríamos la escuela cuando queríamos.

¿Has recibido algún apoyo de las autoridades cubanas para hacer la película?

No, nada más se me autorizó a filmar después de esbozar el proyecto. Contraté a un gran equipo cubano y eso me ayudó mucho. Nunca se sabe a dónde se llegará con un documental. Yo no estaba realmente esperando hacer grandes compromisos en este proyecto, tuve que regresar varias veces para la filmación de ciertos eventos. Por lo que significó una gran inversión personal en términos de finanzas, tiempo y energía!

¿Hay una gran audiencia para el ballet en Cuba?

Los cubanos aman el ballet. Personas de todas las esferas sociales van a ver el ballet siempre que pueden. Alicia Alonso y Fernando Alonso de Cuba llevaron el ballet clásico a la cima del arte.

En la película, parece que el ballet es un elemento tan importante para la juventud cubana como lo es el deporte para los niños de Estados Unidos. ¿Esa fue tu impresión mientras hacía la película?

Ciertamente, el ballet es muy popular y las personas sienten una gran pasión por él. Pero también lo es el béisbol. Y otros deportes. El ballet es una forma de arte respetada dentro de la sociedad, al igual que muchos otros. El talento y entusiasmo cubanos son notables en muchas áreas. Yo estaba interesada en ver cómo Cuba era capaz de crear tantos bailarines de ballet de éxito internacional. En mi última visita me sentí muy contenta al ver sobre el escenario algunos de los jóvenes de 17 años que fueron elegidos para ser exitosos bailarines del Ballet Nacional de Cuba y que yo había filmado en la escuela de ballet. Cada uno de ellos tiene un DVD de la película.

Cuéntanos un poco acerca de la Escuela Nacional de Ballet y su programa. ¿Uno de los criterios de selección es el apoyo y participación de los padres— como es el caso de los padres de los trillizos?¿Se cobra algunos honorarios por asistir a la Escuela Nacional de Ballet?

La formación de los bailarines, la matrícula escolar, la atención médica, todo es gratuito para los estudiantes durante toda su carrera en la Escuela Nacional de Ballet. La entrada es competitiva y basada en los atributos físicos, idoneidad , aptitud, la sensibilidad musical. El apoyo de los padres es esencial para que los estudiantes puedan mantener normas estrictas, y la escuela lo reconoce.

¿ Has mostrado To Dance Like A Man en La Habana? ¿Cuál fue la respuesta?

Era importante para mí que la primera proyección de la película fuera en la Habana, con las personas involucradas en ella . La película fue seleccionada para el Festival de Cine de La Habana. Fue una gran ocasión, que me gustó mucho, y el documental fue muy bien recibido. Posterioriomente programamos una función especial en un cine enorme para todos los alumnos de la escuela de ballet. Los trillizos realizaron un baile de apertura, y los estudiantes estaban entusiasmados con la película.

¿Cuáles son tus planes para su distribución. Después del estreno en el Festival Dance on Camera, qué oportunidades tendrán nuestros lectores de Estados Unidos de ver la película?

Espero que la película se proyecte en los EE.UU., ya sea por televisión o por otros medios, por lo que estoy buscando socios adecuados en este momento. Estaría interesado en escuchar sugerencias sobre posibilidades de distribución en: sc@pondpix.co.uk.

Gracias por presentarnos a estos muchachos encantadores y talentosos. Buena suerte con su próximo proyecto.

To Dance Like A Man tiene su estreno en los Estados Unidos el 5 de febrero en el festival Dance on Camera, presendada por Dance Films Association y la Film Society of Lincoln Center.