De Pablo: Animacion del director de Hollywood Hal Ashby, al izquierdo, y Pablo Ferro.
Cortesía de Motion Design weblog

Puede que no sepa su nombre, pero si has ido al cine en los últimos cuarenta años, has visto su obra. El diseñador y animador cubano-americano Pablo Ferro (n. 1935, Antilla, Oriente) creó los títulos y secuencias gráficas para docenas de películas ganadoras de premios, entre ellos el Dr. Strangelove, A Clockwork Orange, The Thomas Crown Affair, Harold y Maude y Good Will Hunting, entre otros. El director Richard Goldgewicht (n. 1975, Río de Janeiro) salió de la selva tropical brasileña para hablar con Cuban Art News acerca de Pablo, su reciente producción sobre el polifacético Ferro.

¿Quién es Pablo Ferro?

Es un artista increíble, un inmigrante cubano, el sueño americano, tal vez el sueño americano al revés, como lo muestra la película. Es un artista desconocido al lado del cual las gentes quieren estar para apoderarse de su sabiduría.

¿Cómo conoció a Pablo? ¿Lo vio usted inmediatamente como el tema de la película? 

Lo entrevisté originalmente para actuar en un programa piloto de televisión que nunca continuaron. El segmento que hice sobre Pablo salió bien y conseguimos una buena teleaudiencia. Fue exhibido en festivales y en el Museo Smithsonian. Lo tuve presente cuando quise hacer mi primer largometraje: Pensé que Pablo sería un buen tema. Me di cuenta de que sabíamos muy poco sobre él, porque más que un hombre, era un gran misterio. Pablo es un hombre muy reservado y tuvimos que investigar mucho para llegar al corazón de su historia. Es muy difícil de alcanzar, las personas lo describen de maneras muy diferentes. Es casi como un personaje de Zelig. También es un comediante.

Pablo Ferro
Cortesía de Screen Image Daily

A través de la animación, usted le ha dado un enfoque inusual al típico documental sobre la «vida y obra del artista», para ilustrar algunas de las anécdotas y escenas de la vida de Pablo, así como entrevistas con él, con miembros de la familia, y con personalidades de Hollywood que lo conocen y trabajaron con él. ¿Fue éste su concepto original, o esto surgió a medida que desarrolló el proyecto?

Creció orgánicamente al margen del proceso, tal vez porque Pablo es un animador y diseñador. Al entrevistar a sus amigos de la década de 1960 en Nueva York y escuchar acerca de ese periodo, sentí pena de no haber podido estar allí. Pensé que debería tratar de revivir ese período. La animación sería una forma interesante de revivir el encanto de la época y mostrar la magia, la psicodelia. Parecía ser la solución, pero yo no sabía nada sobre animación. Encontrar la manera de hacerlo fue un desafío, y tuve que crecerme en el proceso.

¿Cómo desarrolló los elementos de animación? Además de ud, ¿quiénes fueron los miembros del equipo creativo principal, y qué papeles desempeñaron?

Fue un largo viaje. Cerca de la fecha de entrega, cuando Shoreline Entertainment facilitó los fondos de acabado, todavía estaba tratando de terminarla. Había entrevistado a animadores de todo el mundo, había hablado con empresas de unos doce países diferentes. Llegué al punto de crear animaciones completas para la película. También el guión era muy diferente. Entonces me di cuenta de que tenía que simplificar la película. Me perdí en el mundo de Pablo Ferro, en cierto sentido. Fue simple llegar a esa conclusión ya que el proceso de previsualización había sido extenso.

Entonces me encontré con una joven animadora turca, Nurbanu Asena. Trabajaba en Nueva York y tenía oficinas en Estambul. Trabajamos vía Skype y el correo electrónico. No la conozco en persona. Nuestra relación se basó en la confianza y en el hecho de ser capaz de dirigir desde lejos. Tuve la suerte de encontrar a alguien con un toque muy interesante y que pudiera hacer la película dentro del presupuesto. Por otro lado, tuve un par de diseñadores latinos, nacidos en Colombia. Después de buscar por todo el mundo, me encontré con esta pareja que vive a unas cuadras de mí en Los Angeles: Luis Freddy Morales y Marcela Perdomo. Les encantó el proyecto e hicieron todo el movimiento gráfico y de diseño, junto con Juan Camilo Fonnegra. Así que tuve estos dos equipos diferentes, para la animación de los personajes y el movimiento gráfico. Lior Ron compuso la música original.

Una impresionante lista de personalidades de Hollywood hablaron sobre Pablo. ¿Fue difícil conseguir su cooperación?

Necesitamos mucha paciencia para adaptarnos a sus horarios. En general, esta fue la parte más fácil, reunirnos con los amigos de Pablo y compartir sus experiencias. Tengo 37 ahora y cuando comencé este proyecto tenía 31 años. Me sorprendió ver cuán abiertas las personas se mostraban ante las cámaras. Aprendí mucho de la cultura americana de la década de 1960 y 70. Al principio Pablo me dio una lista de sus contactos escrita a mano. Ya esperaba ver en ella algunos nombres…y me dio páginas y páginas de celebridades- la caja de zapatos con los recuerdos de un hombre. Algunas personas ya habían muerto, algunos de los números de teléfono eran viejos, otros no querían hablar de él, había un montón de respuestas diferentes. Pero al final creo que reuní un buen grupo de testimonios.

¿Cómo seleccionaste a Jeff Bridges para narrar la película? ¿Cuál es su relación con Pablo?

Entrevisté a Jeff cuando él estaba filmando en Santa Barbara. Decidí que sería mejor si el narrara la película, trabajando con el guión que habíamos escrito. Jeff estuvo abierto a él, y fue un proceso fácil, muy natural y rápido: la grabación sólo se tardó unas 2-3 horas. Jeff conocía mucho sobre la cultura de la marihuana (El gran Lebowski), y conocía a Pablo de las películas de Hal Ashby. Ashby fue muy importante en la carrera de Jeff y Pablo, por lo que Jeff era una buena selección. Ha sido de gran ayuda y continúa apoyando la promoción de la película.

Pablo

¿Pablo tuvo algo que ver con la concepción y configuración de la película?

No exactamente. Él me llamaba para compartir sus recuerdos, y había cosas que sentía debían ser incluidas, pero objetó muy poco. Quería asegurarme de que se sintiera bien. Pero no es su visión creativa para la película. El único arte de Pablo es el auto-retrato.

¿Qué piensa de la película terminada?

A Pablo le encanta la película. Fue un proceso duro. Me tomé algunas libertades al tratar la historia y me entrometí en sus asuntos en algunas ocasiones. Fue un largo viaje. Pero Pablo lo apoya plenamente. Todavía estamos pensando cómo y dónde se estrenará, y él estará allí.

¿Cuál diría usted que son los mayores retos al presentar un tema como Pablo Ferro?

Esta fue mi primera película, así que fue un reto en sí misma, al tratar de hacerla creíble. Hablé mucho sobre la película antes de tiempo. Es una oda a un artista desconocido, celebra el deseo de seguir siendo creativo sin importar lo que pase.

Pero recaudar dinero de una película sobre un artista desconocido por un cineasta desconocido fue todo un reto. Algunos cineastas dijeron que les gustaría ver la película, pero no quisieron financiarla. Fue una dura batalla, una apuesta fuerte. Yo estaba trabajando con un productor, Jeremy Goldscheider, que había sido mi compañero de producción durante años y que además no era muy conocido en la industria. Y el propio Pablo no estaba en sus días de gloria, él estaba viviendo en un garaje y en busca de trabajo. El gran evento fue verle hacer tarjetas de presentación. Así que ya no era tan importante (para los financiadores) como solía ser en sus días de gloria.

El director Richard Goldgewicht y productor Jeremy Goldscheider
Cortesía de Helsinki International Film Festival

El financiamiento y la producción de una película independiente es difícil. ¿Cuánto tiempo te llevó hacer la película, de principio a fin?

Tomó cuatro o cinco años, y nos demoramos otro año para terminar la versión final. Es mucho más experimental. El concepto original fue mucho más oscuro, ya que explora otros aspectos de la vida de Pablo. La película celebra su vida y arte.

Conociendo a Pablo como usted lo conoce, ¿cómo describiría su cubanidad?¿Cuán importante usted piensa fue esto para la formación de su carácter?

Desde el punto de vista estético, no lo sé. Analizando el carácter puedo decir que el hecho de que él llegara a Nueva York en la década de 1940 como un joven inmigrante latino -y luego tuviera que trabajar para mantener a su familia después de que su padre los abandonó- es una historia de supervivencia. No he querido analizar la influencia de Cuba en su arte. Siempre estuvo interesado en la animación. Él es un artista del collage- que da sentido a secuencias aleatorias, un artista pop que reutiliza elementos y que fácilmente puede revisualizar el comienzo de una película. No puedo decir cómo su herencia cubana lo ha influenciado.

En la película, nos enteramos de que Pablo y su esposa Susan se casaron en Cuba en 1957. ¿Qué no puede decir de la relación de Pablo con la isla después de su partida? Ha vuelto en los últimos años?

Él no ha vuelto recientemente. Sueño con ir a Cuba con Pablo. Nos gustaría mostrar la película allí, tal vez en el Festival de Cine de La Habana.

¿Dónde está la película en términos de distribución? ¿Dónde se presentará Pablo en el 2013?

Hemos comenzado a presentarla en algunos lugares. Se estrenó en el Festival Internacional de Cine de Rotterdam, pero no se ha estrenado en EE.UU. hasta el momento. Se proyectará en el Festival de Cine de Dublín Jameson (Irlanda) en febrero. Estamos trabajando en el estreno en Los Angeles y Nueva York. Es en gran medida una historia de Nueva York: una gran parte de su vida transcurrió en Nueva York antes de mudarse a Los Angeles.

Buena suerte con el lanzamiento de la película. Muchas gracias por su tiempo, y felicitaciones por tan excepcional documental.

Y dos video clips de Pablo: el tráiler oficial y otro de 2007, con más ejemplos de las creaciones de Pablo Ferro.