Ramón Lavado Martínez, más conocido en Cuba como “El Chacal”

La música de Ramón Lavado Martínez, más conocido en Cuba como “El Chacal”, recorre los medios de comunicación oficiales de su país, y es compartida caminar de mano en mano entre cubanos de fuera y de dentro, especialmente jóvenes. Antes de su primer disco en solitario: “Reporte” (Planet Records) ya había logrado reconocimiento como integrante del grupo Clan 537 y sobre todo con su participación en “Gozando en La Habana” con la Charanga Habanera. Después mostró las claves de su música en el CD “El clave” y, por último “La masacre”, donde comparte junto a “Yakarta”, joven practicante del “reguetón”. Además de la amistad que comparten, los integrantes de Gente D’Zona (Alexander, Jacob Forever y Nando Pro), decidieron incluir al Chacal en la gira que realizaron durante 50 días por escenarios de ciudades estadounidenses como Miami, Tampa, West Palm Beach, Las Vegas y New York.

El Chacal está de regreso. Y ha compartido su apretada agenda con Cuban Art News para comentar las impresiones de su viaje, y sobre el fenómeno mayor que representa el reguetón cubano.

Es tu primer viaje a EEUU. ¿Qué conocimiento tenías ustedes de la recepción de tu música y de Gente d´Zona por esas latitudes?

Como Gente D’Zona lleva tiempo ya en el reguetón, ellos han podido crear un poco más de movimiento afuera con su música, y esta se conocía allá bastante. Pero desconocía que de la mía se supiera tanto.

Qué tal la acogida del público en los diferentes escenarios en los que se presentaron?

Magnífica. El público recibió a Gente D’Zona como lo que son: los directores del movimiento reguetonero en Cuba, y una importante agrupación del género a nivel internacional. En cuanto a mí, yo me quedé alucinado porque no sabía que la gente recibía tan bien la música reciente del Chacal y Yakarta. Pero bueno, muchas gracias. En general sentí muy buena apreciación de nuestra música por parte de todas las personas que fueron a los conciertos. Estaban en talla con los temas. Y eso fue grandioso porque, además, aclaro que fui solo con ellos para allá, sin mi agrupación.

En Miami, por ejemplo, era lógico esperar una mayor respuesta del público, por existir una mayor comunidad de cubanos, pero la asistencia de público sorprendió en otras ciudades, como en New York. Cuéntanos qué ocurrió allí.

El lugar se llenó. Y a la gente que estuvo allí le gustó mucho. Fueron cubanos de todas partes. Esos cubanos, que ya tenían un conocimiento de la música cubana, también se están acercando al reguetón cubano, que ya lleva bastante tiempo dando que hacer. Y asistieron no solamente el que sabía de la música cubana de antes. También fueron sus hijos, muchos de ellos nacidos en ese país, pero a quienes, al tener esa identificación con lo cubano, les gusta esta música.

Presentarse en Miami podía tener un costo: las preguntas “picantes” de los medios de comunicación en busca de resonancias políticas. ¿Cómo se prepararon para esto?

Allá hay gente que se dedica a hacer preguntas fuera del ámbito cultural, que es el único motivo por el que artistas de Cuba viajan hacia Miami. Expresamos lo mismo que les podemos decir, no solo a las personas de Miami, sino a las de cualquier parte del mundo: ésto es música sin fronteras. Venimos a cantar reguetón. Para que las muchachas bailen; música urbana para que la gente goce. El reguetón es de la calle. El reguetón es de la juventud, de los muchachos, y de los nuevos músicos que están teniendo la oportunidad de llevar adelante un reguetón cubano. No tiene nada que ver ni con política, ni con preguntas absurdas, ni con temas amarillistas. Mi problema es cantar, y hacerlo bien. Nada más.

En el programa de Megatv, cuyo anfitrión es Alexis Valdés, conocido actor, conductor y humorista de origen cubano, te preguntaron sobre Miami y al instante respondistes: “ “Estoy bien. Esto es Cuba con Coca Cola”. ¿Qué quisiste decir? 

Que aquello es Cuba igual, lo que, simplemente, con Coca Cola. Cuando te digo Coca Cola quiero decir con muchos carteles de publicidad y con muchas cosas más. ¿Por qué digo que es Cuba con Coca Cola? Porque no te hace ser cubano el vivir en Cuba. Eso se lleva por dentro. Se lleva en la sangre. Es identidad. Eso te hace ser endémico del lugar.

Todos los cubanos que estaban allí, aparte de tener toda esa serie de comodidades y diferencias económicas que pueden haber, al final de cualquier conversación te preguntaban por Cuba, y te decían: “quiero ir a Cuba”. Ahí es donde te das cuenta que hay un gran sentimiento de nostalgia; que muchas de esas personas que están ahí, por no decirte la mayoría… El 120 porciento, por pasarme así, extrañan a Cuba, quieren venir a Cuba, desean ver a Cuba aunque sea por una esquinita. Siguen siendo cubanos. Tienen de todo, pero siguen siendo cubanos. Entonces, es Cuba con Coca Cola.

En los Estados Unidos de América se consume reguetón producido en toda el área del Caribe. En tu criterio, ¿qué lugar ocupa el reguetón procedente de Cuba entre todos los demás, y qué lo distingue?

El lugar es el mismo que puede tener cualquiera en un momento determinado, y lo distingue que es música cubana.

¿Qué se aprecia más del reguetón cubano en la ciudad de Miami, en ese país en general, y en la propia Cuba?

Mientras más fuerte sea, mejor. A la gente le gusta más.

¿Qué distingue al Chacal dentro del panorama del género en Cuba?

(Responde su representante) Quizás lo que hace algo diferente al Chacal es lo abierto musicalmente que está; lo experimental que ha llegado a ser en diferentes géneros fusionados con el reguetón cubano.

Háblame de tu unión con Yakarta, y de los planes futuros de ambos.

Mucha música. Muchas producciones. Ahora ya estamos pensando en otro disco que se va a llamar “El ejército”; muchos temas que están en producción con productores como Dj Yuni, DJ Conds y Javier Ojeda, y otras cositas más que van a estar por ahí, pero que no queremos adelantar todavía.