Después de diez años en su producción, el largometraje documental “Espacios Inacabados” se centra en la innovadora y ecológica arquitectura de las Escuelas Nacionales de Arte de Cuba (ahora conocida como el Instituto Superior de Arte, o ISA). Iniciada por Fidel Castro y el Che Guevara en la década de 1960, el proyecto quedó interrumpido años más tarde y los edificios quedaron inconclusos. El sitio Noticias de Arte Cubano (Cuban Art News) conversó con Alysa Nahmias y Benjamin Murray, los productores y directores de la película, cuando finalizaban el filme y se preparaban para el estreno mundial en Los Ángeles. 

Arquitecto Ricardo Porro al Instituto Superior de Arte, Havana, Cuba

Ustedes comenzaron a trabajar en “Espacios Inacabados” en el 2001. ¿Cómo empezó? ¿Estuvieron ambos en el proyecto desde el inicio?

Nahmias: En el 2001, hice un viaje a Cuba y visité las escuelas como parte de una gira de grupo. Me enamoré del espacio. Y después, por casualidad, me presentaron a Roberto Gottardi y me dijeron que él era el arquitecto. En esa conversación con Roberto, tuve una visión que esto debería ser tema de una película. Al regresar entré en contacto con Ben rápidamente.

Murray: Nosotros empezamos a rodar en un par de meses durante un simposio en Venecia, Italia. Eso sentó las bases para la historia. Cuando conocimos a los arquitectos, nos asombramos de sus personalidades. Sabíamos que en ese momento teníamos una historia mucho más grande de lo que se pensaba originalmente.

Ustedes han trabajado por diez años en la película. ¿Cómo ha sido eso? ¿Y qué ha pasado con la Escuela Nacional de Arte durante ese tiempo?

Nahmias: La historia habría sido muy diferente si la hubiéramos contado toda en el año 2001, tanto por la historia como por mí. Terminé buscando una maestría en arquitectura mientras hacíamos la película—en Princeton desde el 2003 hasta 2006—para aprender acerca de la historia de la arquitectura y el diseño. Eso fue probablemente lo que más influyó en mi modo de concebir la historia. Y también, al establecer relaciones no sólo entre Ben y yo como un equipo de trabajo, sino también con los tres arquitectos, hasta llegar a una especie de intimidad con ellos y sus entrevistas en el transcurso de diez años. En términos de hacer un documental, eso nos dio la oportunidad de hacer un tipo de película realmente especial.

Murray: Durante el tiempo que ha tomado esta producción, ha sido interesante ver cómo las escuelas, que destilaban la energía del inicio de la Revolución, se han convertido en una parte de nuestras vidas. Hemos invertido emocionalmente y no de una manera superficial. Es importante para nosotros cuando salen noticias de lo que puede o no puede estar sucediendo con las escuelas; esto afecta nuestra vida laboral. Ha sido interesante haber tenido eso como telón de fondo de nuestras vidas durante una década.

Nahmias: Otra cosa; al igual que los cineastas, la tecnología ha cambiado en estos diez años. Cuando empezamos, filmábamos en cintas mini-DV. Y después filmamos en HD, y más tarde en HDV, y esto ha evolucionado. El proyecto ha mejorado y hemos aprendido mucho.

Murray: Saber que participaríamos en el festival, fue para nosotros como si nos hubieran dado estos dos meses para terminar la película. Sólo fue cuestión de no parar el trabajo. Ha sido un buen proceso, y estaríamos muy felices de tener otra producción que tenga que ver con las escuelas que existen allí.

Esperemos que esta sea una gran ocasión para contactar a los arquitectos nuevamente y que ellos puedan disfrutar de la gratitud y el reconocimiento. Estoy muy entusiasmado con tan sólo pensar en tenerlos en una habitación con la película directamente frente a ellos, y ver a la multitud, a la gente reconociendo su trabajo. Tenemos la bendición y la suerte de que todos están vivos y van a llegar a experimentar esto en sus vidas.

Nahmias: Para responder a la segunda parte de su pregunta, la historia de las escuelas todavía está inconclusa. Todavía hay trabajo por hacer. A principios de la década, cuando comenzamos a trabajar en la película, Fidel Castro dijo que las escuelas debían ser terminadas. Así que los cubanos a cargo de la restauración, junto a los tres arquitectos originales como guías, trabajaron como locos durante los primeros años y realmente fueron capaces, durante varios años, de llevar a cabo una parte importante de la restauración. Pero no toda. El financiamiento ha sido siempre un problema. Parte del problema es el embargo de EE.UU. que prohíbe a una gran cantidad de organizaciones sin fines de lucro conseguir financiación para que Cuba pueda terminar la restauración. Así que sigue inconclusa. Y esperamos que la película despierte el interés de todo el mundo para apoyar la preservación, restauración y terminación de las escuelas.

Murray: Es interesante ver cómo la situación económica mundial ha influido directamente en el proyecto de restauración. Y esto conlleva a otra pregunta: Con las medidas presupuestarias que se han tomado, ¿cómo encaja el arte en el control del presupuesto, con los países, con las instituciones? ¿Dónde encaja la cultura?

Nahmias: Así es. Hacer entender la importancia de preservar las artes y dar fondos para ellas es sin duda uno de nuestros intereses con esta historia.

Murray: Una de las cosas excepcionales de estas Escuelas de Arte es que como estructuras educativas, ellas han empleado todo el tiempo en desarrollar artistas sin importarles quién esté en el poder o bajo qué autoridad tengan que desenvolverse. Y estos son los artistas que están ahí fuera. Es realmente una gran escuela. Y creo que eso es una situación muy especial, que hayan sido capaz de existir durante todos estos años.

¿Dirían que la existencia de la película, incluso como un trabajo en progreso, ha sido un factor para llamar la atención sobre la arquitectura de las escuelas?

Nahmias: Tan pronto las autoridades encargadas de la restauración de las escuelas en Cuba se dieron cuenta de nuestras intenciones de difundir la película tanto como fuera posible, nos brindaron todo su apoyo. Sin duda creo que esto ayudó a mantener la moral de las personas que se preocupan por la restauración y conservación de las escuelas. Esto lo reafirmó.

Murray: La historia de las escuelas trasciende la política por la que muchas personas se emocionan. Se necesita algo que mucha gente ve como blanco o negro y ofrece una zona gris, donde las personas de ambos lados realmente pueden apreciar el significado de estas escuelas. Y creo que eso es un testimonio de la procedencia de las escuelas. Ellos realmente capturaron la energía de los inicios de la Revolución, este tipo de juventud, energía irreverente, que trastornó el mundo. Y las gentes todavía responden a eso.

¿En qué punto están las cosas ahora, con la Escuelas Nacionales como un proyecto arquitectónico?

Nahmias: Los dos edificios por Ricardo Porro—la Escuela de Artes Plásticas y Artes Visuales y la Escuela de Danza Moderna—están terminados. Fueron restaurados triunfalmente por el gobierno cubano. Fue una verdadera labor de amor para un equipo pequeño de personas con un presupuesto muy pequeño. Ricardo Porro tuvo algunos problemas con lo que ellos habían hecho, pero en general está muy feliz de ver sus escuelas restauradas. El estado de los otros tres edificios—la Escuela de Ballet de Vittorio Garatti, la Escuela de Música y la Escuela de Arte Dramático de Roberto Gottardi—están en el aire, y los arquitectos ya están viejos. Así que no está claro cuál será el futuro de estas instalaciones.

Murray: El estado de la restauración de las escuelas es realmente cambiante. No estamos realmente seguros. Está oficialmente interrumpido, y con la situación económica y otras cuestiones, es algo que puede cambiar en cualquier momento. Esperamos que esta película pueda llamar la atención sobre esto, y ¿quién sabe? Tal vez las escuelas sean restauradas pronto.

Cuéntennos sobre el estreno en el Festival de Cine de Los Ángeles. ¿Está la película en competencia? ¿Los arquitectos estarán allí?

Murray: Este es el estreno mundial de “Espacios Inacabados.” Somos uno de los nueve documentales seleccionados para estar en la competencia en el festival. Estaremos allí, y los tres arquitectos también. Estamos muy contentos de poder reunirnos nuevamente. Estarán en el estreno.

Nahmias: Después de la primera proyección habrá un Q & A con nosotros y los arquitectos. Y habrá Q & A después de las siguientes proyecciones con Ben y yo.

Murray: El estreno mundial será el domingo, 19 de junio a las 4 p.m. Luego, el viernes siguiente, tenemos una proyección a las 7:00 p.m., y ese sábado tenemos una proyección a la 1:20 p.m.

Nahmias: Todas serán en el mismo teatro, el teatro Regal en el centro de Los Ángeles.

¿En qué etapa está la conclusión del documental?

Murray: Estamos en el corte final. En este momento, estamos haciendo la mezcla de sonido, y toda la corrección de color y titulación, para conseguir que todo se vea lo mejor posible para la selección.

Nahmias: Estamos muy entusiasmados con el estreno en Los Ángeles y con la idea de proyectarla en todo el mundo inmediatamente después del estreno.

Murray: Durante la inauguración el viernes antes del estreno, tendremos una galería en Los Ángeles donde se mostrarán pinturas y obras de arte hechas por estudiantes del ISA. Como dice Ricardo Porro, él quería construir la diosa de la fertilidad que da nacimiento al arte. Y es realmente bueno tener la oportunidad de mostrar algunas de las obras que han salido de estas facultades

Nahmias: La película ha sido acogida por Latino Public Broadcasting, por lo que se mostrará en las estaciones de PBS en los EE.UU. en el 2012.

Murray: Es una versión diferente—una versión de televisión de una hora. Por lo que desafortunadamente tendremos que hacer un corte. (Risas)

La Fundación Cuba Avant-Garde, la organización que patrocina el sitio Noticias de Arte Cubano, fue una de las fundaciones que ayudaron a financiar la película. ¿Como ha sido la recaudación de fondos de manera general?

Nahmias: La mayor parte de los fondos en efectivo proviene de fundaciones privadas con sede en EE.UU. y de las organizaciones de los sectores público y la Fundación Cuba Avant-Garde, el Consejo de las Artes del Estado de Nueva York, la Fundación Graham en Chicago, la Fundación Jerome, la Fundación LEF. Ben y yo podemos decir que ha sido un verdadero labor de amor.

Murray: De manera general la reacción ha sido abrumadoramente positiva por parte de cualquiera que tiene contacto con la historia, los edificios, y los arquitectos de este lugar. Hemos sido muy afortunados de poder trabajar en un espacio donde en cualquier lugar donde entramos encontramos respuestas positivas y de solidaridad.

Gracias por tomar de su tiempo para hablar con nosotros. ¡Gran éxito con las proyecciones!