Luis Cruz Azaceta, Exile 50, 2010
El artista cubano-americano Luis Cruz Azaceta dejó la isla en 1960, cuando era un joven. En este año cumple medio siglo de exilio. Muy cercano a celebrar una exposición en Pan American Art Projects, en el Sur de la Florida, ha conversado vía email con Cuban Art News, acerca de las influencias presentes en su obra, incluídas sus vivencias en Nueva York y Nueva Orleans.Luis Cruz Azaceta: Trajectories/Trayectoriasla exposición en Pan American Art Projects, es realmente sustancial. Cuántas obras serán exhibidas? Podría ofrecernos una mirada general a la misma? Mostraré de 30 a 35 obras recientes: pinturas, ensamblajes, obra sobre papel e instalaciones. Básicamente, la exhibición estará dividida entre Cuba y Nueva Orleans. Con Cuba, me refiero a la experiencia del “balsero” que he explorado por bastantes años, así como una serie nueva denominada “Nadando para La Habana”, que enfoca el absurdo de la condición cubana. Las obras de Nueva Orleans abordan temas posteriores al Katrina, y la fuga de petróleo de BP. Además mostraré otras obras sobre el terrorismo.

Detengámonos un momento: cómo define ud “el absurdo de la condición cubana”?

Pienso que la idea de los cubanos en la isla intentando salir, y de nosotros en el exilio intentando retornar crea un absurdo que es un estado actual de inmovilismo. En Nadando para La Habana I, por ejemplo, todos los caminos conducen a ningún lado.

Este será su primer show con Pan American, y el primero en el Sur de la Florida…..en cuánto tiempo? Cómo se siente reconectando con el público floridano? Y con tantos visitantes que acuden a Art Basel Miami Beach?

Sí, es mi primer show con Pan American Art Projects. Me agradó mucho que hubiesen decidido hacer una muestra tan grande, y extenderla hasta Miami-Basel. He participado previamente en ésta, y en alguna de las ferias acompañantes en Winwood. Disfrutaré estar en Miami durante ese momento, junto a colegas y amigos del arte Cubano. Es tiempo de restablecer puentes.

Este año marca el medio siglo de exilio. Reflejado en muchas de estas obras, a menudo como una combinación de tristeza y de absurdidad. Podría hablarnos de este tema y cómo ha influído su obra?

Mi obra está cargada dde mi experiencia de exiliado. Siempre me he sentido viviendo entre culturas, en un espacio muy particular llamado EXILIO.

Una pintura titulada Exile 50 se enfoca en el estado de “ni aquí ni allá”. En la obra, una figura pequeña, una especie de autorretrato, arrastra de un hilo una larga isla de Cuba, tejida como una nube. La imagen del país está cubierta con motas de algodón y rodeada por 50 postes que forman una tensa cerca.

No se le ha permitido entonces retornar a la isla, incluso después de las nuevas reglas del 2009 que abrieron las restricciones de viaje para los Cubano-americanos con parientes en la isla?

No, no me han dejado entrar. Y lo he intentado.

Ser un exiliado lo ha ayudado a definirlo como artista, pero existen otros factores que influyen, si? Por ejemplo, ud ha vivido por décadas en Nueva York, y desde hace años ahora reside en Nueva Orleans.

Me convertí en artista en Nueva York. Me gradué en la Escuela de Artes Visuales y mi primera exposición fue en 1975, en la galería Allam Frumkin en la calle 57. Fui uno de los primeros artistas latinoamericanos en ser programado en una galería newyorkina de esa categoría. Ciertamente Nueva York me formó como artista: viví aquí 32 años. Y mi obra se abrió a temas como el medio ambiente, la violencia urbana, el metro, la epidemia de HIV, la identidad y las personas sin hogar.

Al igual que NY, Nueva Orleans también me ha influído. La fotografía y los ensamblajes se iniciaron cuando llegué a esa ciudad, donde existe un espíritu popular, pop, de hágalo-ud-mismo, donde objetos incongruentes son fundidos, algo que encuentro atractivo. Soy atraído hacia zonas desoladas donde descubro sensaciones de belleza y espiritualidad.

En algunas obras de la muestra, podrá apreciar conexiones entre NY y NO. Por ejemplo, Dos Torres es un ensamblaje con referencias a 9/11 que ha sido hecho de madera reciclada, paneles de viejas casas destruídas de NO y otros objetos encontrados en las calles. El uso de estos materiales sugiere sensaciones de fragilidad, vulnerabilidad e impermanencia.

La instalación en Pan American articula un diálogo entre Dos Torres y El Bote de Katrina. Ambas han sido hechas con materiales semejantes.

Otras piezas de Nueva Orleans guardan un extraño parecido con obras sobre Cuba. El estar atrapados es un elemento común tanto en Tub: Hell Act, que muestra a balseros onfinados dentro de una larga bañadera, y Tazón, donde personas desplazadas por la inundación flotan dentro de un objeto semejante. Ambos existen en un limbo.

Así que creo que hay una mezcla entre mi sensibilidad cubana con las experiencias en Nueva York y Nueva Orleans.

Miranda Lash, curadora de arte moderno y contemporáneo del Museo de Arte de Nueva Orleans, ha escrito que ud se desplaza “entre la Abstracción y la Figuración, entre geometría y formas orgánicas.” Cómo se interrelacionan ambas actitudes en su obra?

La abstracción permite las referencias a cerramiento y absurdidad al crear túneles, laberintos, y autopistas que se vuelven cámaras. La figuración contribuye con una pequeña figura, un autorretrato que intenta escapar de un espacio cerrado, angustiante. Sin salida.

El año 2010 es un año crucial en su carrera, que comenzó con la muestra en el NOMA y continúa con su retorno al Sur de la Florida. Cómo describiría este momento en su creación?

Bueno, me voy haciendo viejo pero siempre persigo la esperanza a través del arte.

Qué sigue para ud?

Me esperan tres exposiciones individuales: Trajectories/Trayectorias en Pan American Art Project, Miami; Laberintos en Lyle O. Reitzell, Santo Domingo, e Intrusion in Paradis en la galería Allegro, de Panamá. Y también la 1ra Trienal del Caribe, en el Museo de Arte Moderno de Santo Domingo.

También tendré un par de obras en una gran exposición, Arte y Confrontación, curada por Gerardo Mosquera para el Palacio de Bellas Artes de México y que será exhibida al Centro Pompidou de París y otros espacios.

Suena muy bien. Algún deseo final?

Arte=Libertad.Gracias.